4 de septiembre de 2012

ÁLVARO PALACIOS: Visita inolvidable a olvidar

En dos ocasiones tuve la oportunidad de asistir a conferencias protagonizadas por Alvaro Palacios, en la primera catamos todos sus vinos, Priorat y Bierzo, un lujazo,  (Álvaro Palacios en Girona  ), en la segunda oportunidad en un encuentro en que se maridaba vino y cultura bajo el sugerente titulo "LA FELICITAT POSIBLE" en un mano a mano con el Doctor en filosofía Rafael Argullol. En ambas nos sedujo, nos atrapo bajo las explicaciones de su experiencia vital como viniticultor, dos ocasiones en la que cautivo a los asistentes mostrando pasión, sabiduría, experiencia, ganas de mostrar y dar a conocer al mundo su  trabajo....,  

Pues bien, el pasado viernes fue el día, nos reunimos 12 profesionales del mundo del vino con la intención de aprender, tocar, escuchar conocer una bodega referente en la viniticultura internacional.


La visita
A las 11:00 estábamos ansiosos de pisar viñedo, ese terruño que situó Priorat en la cima del mundo.


Con poco entusiasmo Oriol Castells, enólogo de Alvaro Palacios,  nos acompañó a la finca de l´Ermita, las mujeres son muy persuasivas, Mar Galván, Ruth Troyano, Elena Salinas y Angels Bueno disiparon rápidamente la posibilidad de que no fuese así,  hubiese sido imperdonable.  L´Ermita de Gratallops, montaña mágica, panorámica espectacular del Priorat , els costers de l´Ermita de infarto, los viñedos jóvenes en la parte inferior de la montaña contrastan con esas magnificas Garnachas de diferentes clones tocando casi la cima, 70, 101 años.

Allí Oriol Castells estaba en su medio, más relajado y alejado de los problemas de una temprana vendimia precipitada por la falta de lluvia y los fuertes calores del mes de agosto.  Conocimos sobre viticultura, ecológicos, practicas biodinámicas, sumo cuidado con las viñas, costers labrados con mula, podas en verde, selección en la viña…. en las viñas propias, control en las viñas a las que compran uva para la gama básica… 

Una vez en la bodega todo era armonía y buen rollo, vinificación, cajas de la primeras uvas vendimiadas  para la añada 2012, vinificación por gravedad, tinas de roble para los vinos de la finca, acero inoxidable y cemento para el resto, buscando las propiedades especificas de cada material, control homogéneo de temperatura cemento, micro oxigenaciones en el roble…, fotografías, notas por parte de todos, una visita si bien no era la mejor visita que habíamos realizado si que había pequeños detalles interesante, preciosa sala de barricas abovedada, grandes tinas de madera para Dofí, barricas de 600 l…. alto!!!! 

Vinoscopio coordina catas, visitas profesionales con animo de compartir y aprender, sommelieres, periodistas, poetas, importadores, exportadores, jueces de concursos internacionales, nacionales, enólogos, blogueros, twiteros… un grupo de colegas con ganas de pasarlo bien y disfrutar de las visitas, ojo ¡!!  de las visitas, de las explicaciones, de la viña, de la vinificación, queremos sentir los vinos, no somos delincuentes a controlar por muy caros que sean los vinos de la bodega, no visitamos bodegas para beber vino gratis, cada uno de los que allí asistimos tenemos bien cubierto el cupo de vinos a catar diaria o semanalmente.

Como coordinador de la visita sentí bochorno y vergüenza,  la cata se me atraganto, hay quien marcho, otros aguantamos el chaparrón; si una bodega no quiere fotografías de su casa, no quiere reportajes, las condiciones se pactan previamente y de buenos modos, yo como editor de Adictos a la Lujuria mi interés en contar y en mostrar imágenes de Alvaro Palacios es el mismo que pueda tener en cualquier otra bodega, es más, aquel que conozca mi trayectoria vera la pasión que tengo por los pequeños proyectos, por aquellos que empieza.. si,  esta claro que podéis costearos un publirreportaje,  pero no hace falta decirlo,  que no se descorchan ermitas dado su elevado coste, perfecto, me es igual, que lo catado fuesen muestras de barrica 2011 en jarras decantadoras,  también,  me da lo mismo, queríamos conocer que hace especial a vinos como Finca Dofí y l´Ermita y vimos una fabrica de vinos.

Lo siento, pero lo vivido el pasado viernes en la bodega Alvaro Palacios jamás lo había vivido en ninguna visita, y os puedo asegurar que no son pocas.

David González

Fin.

15 comentarios:

Anónimo dijo...

Y... ¿Que ganaban con esa actitud? Incomprensible sin duda. Ayer hasta dudadaba de esta información en FB al haber estado en una cata/comida inolvidable con Alvaro Palacios en sus bodegas Riojanas con motivo de Los Grandes de La Rioja de hace un par de años. Me explicásteis que no estaba Alvaro, pero tengo serias dudas de que la orden de no sacar fotos o no escribir no proviniera directamente de el. El Enologo es un mandao en este caso. En fin Me gustaría saber el motivo de esta extraña actitud.

Jaime I. Jimenez

David González dijo...

Jaime, el primer extrañado fui yo. Las veces que he coincidido con Álvaro me ha parecido una persona encantadora pero... no sé, no me lo explico.

edu dijo...

Hola, lo cierto es que esta perfectamente explicado.....una lastima.
De todas formas la jornada en su conjunto fue impresionante!!
Saludos

David González dijo...

Edu, primero los malos tragos, los dulces a continuación.

Fue un día grande.

Anónimo dijo...

Hola David!. Por mucho discurso que tenga, el dueño de esta bodega es un elitista y algo se tiene que notar en sus trabajadores. Es un fastidio, pero no viste nada raro en la negociación previa?. Como venganza ya no compraremos ninguna botella más de l’ermita, jeje. Saludos,

Manel

Anónimo dijo...

Hola David,

no entiendo exactamente todo lo ocurrido. Entiendo que os habéis mosqueado porque, por lo visto, Oriol os pidió no publicar fotos y comentarios de la visita ¿es así? Como blogers que sois, no es normal organizar una visita a una bodega y no poder transmitir lo resentido después. Por eso entiendo tu frustración. Lo interpreto más como una torpeza de la bodega que otra cosa. Quizá me equivoco.
Pero también hablas de decepción por haber visto una "fabrica de vinos". Y entiendo que es un calificativo peyorativo en tu boca. He tenido el gusto de trabajar con Álvaro, Oriol y Joan (Asens), más todo el fantástico equipo que le rodea, durante la vendimia 2005 y te puedo asegurar que se está haciendo un grandísimo trabajo en esta bodega, al igual que en la viña. Y si a fabrica te refieres a industria, no te entiendo porque no es para nada así.
¿que hacen especial a vinos como Dofi y l'Ermita? pues, precisamente, la viña y la lectura que Álvaro con su equipo hacen del terroir. Han tenido la sabiduría de entender que la vocación del Priorat, y de estas parcelas en concreto, no es hacer vinos contundentes, densos, masticables y cansinos como encontramos tantos en el mercado. Han entendido que el Priorat te permite lidiar con una madurez mediterránea, es decir obligatoriamente generosa, pero con la frescura que te permite este terroir. Uvas con muy buena maduración pero manteniendo la acidez. Vinos golosos pero con una columna vertebral por su sorprendente acidez en zona Mediterránea. En otras palabras, han respetado este terroir, cosa que no se puede decir de tantos en esta zona. Y se podría contar tantas cosas más del empeño de Álvaro a querer respetar la estética del Priorat a no hacer taludes demasiado grandes cuando se plantaba en terrazas, a la diferencia de otros que han machacado las colinas a golpes de bulldozers para poder mecanizar mejor, ...
No se puede negar el amor de Álvaro y su equipo por este terroir, su dedicación a darle a conocer por España y por el mundo.
Ahora, si a "fabrica de vinos" te refieres al hecho que son profesionales que dominan el tema, que no son payasos que dejan que el vino se haga solo, que conocen a la perfección cada zona, sub-zona, parcela de esta DO, que controlan el proceso del principio al final, que analizan las cosas, ... pues si, en esta bodega, no se dejan las cosas al azar para no estropear el durísimo trabajo llevado a cabo durante todo un año (y más) en el viñedo.
Muchos otros que conocen y han trabajado con Álvaro te pueden confirmar que es una grandísima persona, al nivel profesional por supuesto, pero todavía más al nivel personal. Y Oriol, su enólogo, mucho menos protagonista, está claro, es una fantástica persona con mucho respeto hacia la gente.
Siento mucho que os hayáis llevado este mal sabor de boca después de esta visita y te repito, entiendo tu enfado y frustración, pero si te sientes timado porque esta bodega no te parece estar a la altura de tus expectativas, dejame decirte amicalmente que te equivocas.
Espero que le darás otra oportunidad, y él a vosotros.

Un abrazo,

Dominique ROUJOU DE BOUBEE

David González dijo...

Manel, solo vimos poco entusiasmo desde un principio, la coordinación de la visita fue igual a cualquier otra visita.

No sé que paso, lo cierto es que nunca había vivido una situación tan tensa como la vivida en la sala de catas de la bodega.

David González dijo...

Respeto el trabajo de Álvaro Palacios y su equipo como viniticultores,como bodega impulsora de los vinos de calidad de la DOQ. Priorat pero si no hay ganas de transmitir y de compartir con aquellos que visitan el trabajo,el esfuerzo, las peculiaridades de los vinos, elaboraciones... en la visita solo ves una bodega donde hacen vinos y Álvaro Palacios es mucho más que lo que vivimos y mi queja es a la visita a la experiencia, a la mala experiencia vivida.

Si lees los enlaces que aparecen de encuentros anteriores con Álvaro veras admiración, tras la visita hay fastidio con la empresa, ojo !!! con la empresa, no valoro que Oriol sea o no mal tío,que viviéramos una mala experiencia fruto de que el tuviese un mal día, no lo discuto, solo cuento lo vivido y el mal trago que pasamos.

Saludos Dominique

Juan Manuel Gonzalvo dijo...

@expertoenvinos: Hay empresas que todavía piensan que pueden vivir al margen de las redes sociales y controlar totalmente "su" mensaje

David González dijo...

Algo difícil, imposible y poco recomendable en el S. XXI

Anónimo dijo...

Yo pensaba ir , pero visto y oido lo que contais lo dejo. Hay muchos vinos en España para beber esos solo que se los beba Alvarito y su cuadrilla.No solo se trata de hacer buen vino , si no a tus clientes tratarlo bien , creo yo ,y la educacion no tiene colores ni fronteras , asi que yo no ire , lo siento.Peor publicidad no habeis podido hacer.

Mar Galván dijo...

La visita a las viñas fué fluida e interesante, degustar esas uvas en persona también, ver como todos nos acoplabamos al momento, videos, fotos muchas. Un momento relajado aunque creo que no querian que las vieramos desde el comienzo. Decir que he visitado muchas bodegas de una categoria superior a Alvaro Palacios, jamás me han hecho sentir tan incomoda con un comentario parecido, no sé quien hizo esa llamada de telefono la cual cambio la actitud del enologo, prohibir o censurar en los tiempos que estamos, existe la LIBERTAD DE EXPRESION, y aprender de las críticas es avanzar en un paso. Diciendo "si queremos un reportaje lo pagamos" es compar las palabras que quieren oir de su gran bodega y sus vinos eso lo puede hacer cualquiera. Obtener ek mérito por los valores y el esfuerzo a mi parecer seria cuestionable. Me sentó bastante mal, ya que todos los asistentes somos profesionales del ramo y cuando una bodega no quiere que se les haga fotos lo mas coherente es decirlo al comienzo y muy respetable. Un hecho desde luego poco ético y coherente, y una falta de respeto hacia la profesionalidad de todos los asistentes. Yo decidi marchar discretamente sin efectuar esa cata. Para ellos sus vinos. Creo que hay bodegas mas interesantes. Quizás esos vinos esten supervalorados. Ver además los vinos en un decantador con una etiqueta de diseño indicando lo que eran, pues la verdad, no se si correspodian a lo que indicaban. Sinceramente si me vuelven a invitar no voy. Yo no soy blogger, como afirman en algun comentario en esa visita habian enlogos profesionales.

David González dijo...

Poco o más puedo añadir. Espero que lo vivido y explicado sirva para que reflexionen y mejoren en el trato hacia posibles futuras visitas, esos vinos se merecen mucho más.

Joan Gómez Pallarès dijo...

Yo no voy a entrar a hablar de personas, sino de actitudes que pueden lesionar los derechos fundamentales de las personas. Si tú, David, organizas la sesión y no te piden, previamente, desde la bodega pactar qué se publica, cómo y dónde se publica, tú y los que te acompañaban tenéis el derecho y, casi si me apuras, el deber de escribir lo que os apetezca. Sin más. Hay una cosa que a quien diera la orden y a quien la ejecutara (no vamos a eximir de ersponsabilidad a quien la transmitió, Dominique, por más amistad que tengas con él) no se les debe perdonar. Se llama Constitución Española, como ya apuntaba Mar. Y en su artículo 20, esta Constitución consagra de manera explícita la "Libertad de expresión. 1.
Se reconocen y protegen los derechos:
a) A expresar y difundir libremente los pensamientos, ideas y opiniones mediante la palabra, el escrito o cualquier otro medio de reproducción.
b) A la producción y creación literaria, artística, científica y técnica. c) A la libertad de cátedra. d) A comunicar o recibir libremente información veraz por cualquier medio de difusión. La ley regulará el derecho a la cláusula de conciencia y al secreto profesional en el ejercicio de estas libertades.
2. El ejercicio de estos derechos no puede restringirse mediante ningún tipo de censura previa. 3. La ley regulará la organización y el control parlamentario de los medios de comunicación social dependientes del Estado o de cualquier ente público y garantizará el acceso a dichos medios de los grupos sociales y políticos significativos, respetando el pluralismo de la sociedad y de las diversas lenguas de España. 4. Estas libertades tienen su límite en el respeto a los derechos reconocidos en este Título, en los preceptos de las leyes que lo desarrollen y, especialmente, en el derecho al honor, a la intimidad, a la propia imagen y a la protección de la juventud y de la infancia. 5. Sólo podrá acordarse el secuestro de ublicaciones, grabaciones y otros medios de información en virtud de resolución judicial."
Hasta aquí la cita literal. Es una vergüenza, sin más, que os hayan tratado así. Y me pregunto, vaya, si hubieran hecho lo mismo con otro tipo de profesionales o de amateurs del vino, cuyos medios y repercusión igual les ocupan y preocupan más.
Nunca he estado en esta bodega, aunque he pasado mil veces por esa carretera y esa viñas. Nunca estaré.
Joan

David González dijo...

Han pasado varios días desde la nefasta visita y nadie se ha puesto en contacto, aquí se demuestra el valor que tenemos para ellos.

Por suerte son pocos los que actúan de este modo.

Saludos Joan