18 de enero de 2012

"LA FELICITAT POSIBLE": ÁLVARO PALACIOS / RAFAEL ARGULLOL

 Una tarde de lo más entretenida, escuchar de boca de Álvaro Palacios su experiencia, su bibliografía siempre es gratificante para aquellos que amamos la cultura del vino.

Álvaro Palacios repaso su historia vinícola desde la adolescencia que le llevo a estudiar en Francia, hacer practicas en Petrus, Inglaterra… su aterrizaje en el Priorat de la mano de Rene Brabier, el flechazo con la finca donde se encuentran las cepas de la Faraona, en el Bierzo… por otro lado el intelectual, Doctor en filosofía, Rafael Argullol quito transcendencia  todo lo que rodea a la cultura del vino que muchas veces tan solo son herramientas de marketing, de ventas. Una exposición llena de simpatía desde Platón, Sócrates hasta nuestros días, la vinculación del vino con nuestra cultura, Griegos, Romanos, Cristianos.


Durante las preguntas Rafael Argullol acabo de  tejer su exposición con la de un  Alvaro algo tenso, se notaba que no estaba en su medio, acabo por soltarse en el momento que contesto y habló de vinos, del flechazo que tuvo al descubrir el viñedo de donde se vinifica la Faraona, de cómo el respeto por la tradición, por las variedades autóctonas, por el terruño, hace que los vinos sean algo más que una bebida fermentada, todo ese misticismo de siglos en lugares donde los monjes de la Edad Media ya conocían donde elaborar las mejores esencias, su experiencia en el Priorat de ida y vuelta, de plantar variedades “mejorantes internacionales” a claudicar y vinificar lo que marca la tradición, Garnachas y Cariñenas, como la utilización de barricas bordelesas, distintos tostados… acaba siendo prácticamente abandonada a favor de la utilización de fudres de miles de litros tal y como se hacia en esta comarca antes de la filoxera. Una interesante pregunta a partir de personajes como Ferran Adrià  y como su trabajo en los fogones nos ha llevado a considerarle un artista, un icono de la cultura actual, ... Alvaro Palacios se consideraba artista??..., aquí humildemente dijo que un enólogo no puede ser artista, que el vino lo hace la climatología, el terruño y el tan solo es un mero intermediario entre el viñedo y la copa, para ello volvía a recordar la Borgoña y esos grandes vinos, míticos, a los que nadie se le ocurriría tildar de  artistas a sus enólogos , volviendo a recordar la importancia del terruño, del Clos, de la parcela en el vino y como en el Priorat se están dando los primeros pasos en esta dirección, Vi de Vila.... 


Una entretenida tarde en la que el vino vino de la Terra Alta en formato BiB


Agradecemos a la organización tan interesante coloquio y que velasen por nosotros a la hora de coger el volante.

fin

Publicar un comentario en la entrada