20 de noviembre de 2012

El cava reduce la incidencia de infarto

  • Consumir cava de forma moderada reduce la incidencia de infarto y accidentes vasculares cerebrales.
  • El último estudio sobre cava y salud demuestra que el consumo moderado de cava produce un efecto antiinflamatorio. 
  • El consumo moderado de cava ayuda a prevenir  enfermedades cardiovasculares, dado su efecto antiinflamatorio tal y como demuestra el último estudio llevado a cabo sobre cava y salud que presentó la Dra. Rosa Lamuela, Miembro del Comité Científico de FIVIN y Profesora titular del Departamento de Nutrición y Bromatología de la Facultad de Farmacia de Barcelona, durante la celebración del Congreso Internacional del Cava.
  • Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de mortalidad en todo el mundo, afirmó la dra. Lamuela, cada año mueren más personas por enfermedad cardiovascular que por cualquier otra causa. La aterosclerosis es la causa principal de las enfermedades cardiovasculares. Actualmente, la aterosclerosis se considera una enfermedad inflamatoria de la pared arterial que se inicia con la adhesión de leucocitos de la sangre a las células del endotelio arterial a través de la interacción de varias moléculas de adhesión. Estudios epidemiológicos han revelado una asociación positiva  entre el consumo moderado de alcohol “per se” y una reducción de la concentración sanguínea de biomarcadores inflamatorios relacionados con la aterosclerosis.
  • Los resultados de este trabajo demuestran que el consumo moderado de cava produce un efecto anti-inflamatorio, efecto que debe atribuirse a su contenido polifenólico. Los resultados de este estudio ayudan a comprender los mecanismos mediante los cuales el consumo moderado cava reduce la incidencia de infarto de miocardio y de accidentes vasculares cerebrales en la población. 
  • Según la doctora Rosa María Lamuela, principal responsable del estudio, en el cava existen otras muchas sustancias, todavía sin identificar, que potencian el poder antioxidante de este alimento. Entre las que han sido identificadas ya destaca el resveratrol, un potente anticancerígeno presente también en el vino tinto, que será objeto de otra investigación por parte del equipo de la doctora Lamuela.

Associació Catalana de Sommeliers 
Publicar un comentario en la entrada