9 de septiembre de 2008

BODEGA SEÑORIO DE VILLARRICA ( DOC. Rioja)

VISITA A BODEGA SEÑORÍO DE VILLARRICA

La Bodega Señorío de Villarrica nace del trabajo y el saber transmitido durante cuatro generaciones de viticultores de San Asensio, en pleno corazón de la Rioja. En San Asensio y a una altitud de 665 m. se encuentra 40 Ha. de viejos viñedos que en el caso de las fincas El Castillo, El Garrizo, La Paul datan de 1926 y la antigua bodega fundada en 1940 donde se elaboran hoy en día el Señorío de Villarrica Crianza y Señorío Villarrica Reserva.

La bodega fue fundada por Florentino Fernández siendo hoy en día sus cuatro hijos los responsables de viñedos y bodegas, y decimos bodegas ya que recientemente fue fundado el nuevo proyecto de la familia en Hervías, bodega que tuvimos la suerte de visitar acompañados por Elena Corzana, enóloga, relaciones publicas y gran anfitriona.

La Visita

Tras desayunar y abandonar Haro nos quedaba todavía una ultima visita antes de dejar atrás la Rioja, el destino era Hervías por lo tanto tuvimos la suerte de cruzar por algún que otro viñedo en busca de nuestro matutino destino.

Las señalizaciones que indicaban la proximidad de un pequeño aeropuerto y el saber que existe la posibilidad de visitar la Bodega por el aire nos hizo mirar con atención el horizonte con el fin de localizar algo que pudiera asemejarse a una moderna bodega, justo al entrar en Hervías giráramos a nuestra izquierda para llegar a un sólido edificio semejante al de otras bodegas vistas por la ancha Castilla.

El señorial edificio rodeado por 40 Ha. de Tempranillo plantado en 2002 en un suelo pedregoso llamado a ser el responsable con el paso de los años de lo que podría ser Pago Delicia de Baco, pero eso podrá llegar a ser en un futuro en el momento de nuestra llegada el reloj nos marcaba que ya hacíamos tarde con Elena Corzana.

Empezamos de menos a mas, la visita de la moderna y practica sala de cata no hacia presagiar todo lo que encerraba este sobrio y elegante templo tributo a Baco.

La uva es vendimiada a mano y transportada rápidamente a la mesa de selección de la bodega donde los esperan los 40 depósitos de acero inoxidables de 6500 Kg., uno por cada hectárea de viñedo, de la sala de vinificación más moderna y bonita de las visitadas hasta la fecha, jamás hubiera pensado que una sala de vinificación pudiera resultar incluso elegante, pero no es solo pulcritud y geometría, en estos modernos depósitos no solo se pueden realizar remontes y controlar la temperatura ya vistos en otras visitas, sino que pueden controlar a través de diversos sensores parámetros tan varados como son los de densidad, intensidad de colorante y oxigeno disuelto, todo un adelanto y ayuda para el enólogo y la vinificación.

Las grandes tinos de roble francés para la fermentación maleoláctica contrastaban con las barricas abiertas de 225 l. destinadas a la elaboración del vino “ Reserva de Familia” el vino de los 1000 euros, vino elaborado tradicionalmente en todo momento en roble francés, con bazuqueos manuales, uvas seleccionadas.... un vino que descansara durante meses junto con los 24 del Delicia de Baco en la joya de la bodega, la sala de crianza.

Al entrar en la sala de crianza se tiene la misma sensación que cuando nos adentramos en esos grandes templos que todos hemos visitado alguna vez, recogimiento, frescor, penumbra, pero en este caso con aroma a vino y madera nueva, madera de barricas de roble francés utilizadas tan solo durante dos años con el fin de elaborar vinos modernos y exclusivos de gran calidad, vinos que a buen seguro en pocos años pondrán a Señorío de Vilarrica como uno de los referentes de calidad de la Rioja.

El impacto causado por la sala de crianza se acompaña de la visión del botellero privado al que solo 220 socios tienen el privilegio de poder catar y disfrutar las 100 botellas / año de “Delicia de Baco edición Botellero” que dan derecho a pertenecer a tan exclusivo club, botellero que no tan solo se vanagloria de este exclusivo vino sino que también de algunas botellas de su primer gran vino el “ Reserva de Familia”, estos vinos podrán ser catados y disfrutados por los socios del Club en la zona noble de la Bodega, donde se encuentra el salón privado con una impresionante mesa a disposición de estos para reuniones......además del disfrute de unas excelentes vistas desde el mirador de la sala de barricas.

Toda una bonita, elegante, moderna y funcional bodega de la cual iremos poco a poco conociendo sus vinos, eso sí, de momento nos quedaremos con las ganas de catar sus dos vinos exclusivos “Delicia de Baco edición Botellero” en exclusividad para los socios del botellero y “ Reserva de Familia” en exclusividad para aquellos que se puedan gastar los 1000 euros de la botella.

Publicar un comentario en la entrada