1 de febrero de 2013

Millésime Bio'13


Un día puede dar para hacer muchas cosas valiosas, pero cuando uno siente la pasión por el vino ecológico, natural y Biodinámico, conocer a sus elaborardores en persona y poder charlar un poquito con ellos, y que además lo compartas y disfrutes con dos amigos con los que te complementas al 100 por 100, un día tan expléndido como éste te hace enriquecer mucho en tus valores.

Entre los vinos que pudimos catar y todos de una calidad excepcional, me gustaría hacer un repaso sobre unos pocos que realmente consiguieron cautivarnos por cómo han sido sus elaboraciones, las cuales han sido siempre respetando al máximo la integridad del mosto de una forma totalmente natural y sin aditivos obteniendo así unos vinos de gran complejidad, con una acidez natural armónica e integrada y esencilmente lo que más cuesta hacer: hacer que el contexto de vino te deleite.

Estas son las cinco bodegas que más han resaltado bajo mi opinión y bajo mi punto de vista enológico y organoléptico de todos los vinos blancos naturales que hemos podido degustar. 

-*Domaine de la Pinte, Jura: Bruno, un hombre afable y campechano con su boina y su camisa de franela se define como "vigneron independant récoltant", elabora sus vinos de fermentación expontánea respetando al máximo su integridad de forma artesanal consiguiendo que al final se obtenga uno vinos con alma propia y de máxima expresión del terroir.

-*Guillemot-Michel, Viré-Clessé, Mâcon: "Las cosas grandes tienen principios pequeños". Marc, un hombre alto y apacible adherido a su barba elabora un 100% Cardonnay especiado bajo los métodos de la viticultura biodinámica. La excelencia de la singularidad.


-*Vicent Gaudry, Sancerre: Transmite la mineralidad telúrica del silex conservando los aromas primaros varietales en sus vinos.

-*Domaine Saint-Germain, Savoie: Es el equilibrio. vinos armónicos, con expresión, firmeza y la personalidad de sus monovarietales.

-*Jacques Maillet, Savoie: "Autrement....", Es la proyeción en estado líquido de la honestidad y la austeridad del saber hacer, un vino totalmente natural que preserva la personalidad de quienes lo elaboran.


-*Domaine du closel, Savennières: Tres vinos, tres distintas expresiones de sutileza que guardan la tradición en su elaboración.


Me gustaría también hacer una mención especial a los Riesling de Domaine Marcel Deiss Alsace por la exquisitez en su frutosidad y su apariencia tan sedosa en las anyadas 2008.


Puesto que me he considerado siempre un ferviente defensor de la recuperación de variedades ancestrales, un hallazgo peculiar en Millésime Bio'13 par mi fue "Plénitude" de Domaine de Montcy, AOC Cour-Cheverny, precisamente por la preservación de la variedad autóctona Romorantin, que sólo 50ha. de esta variedad se concentran exclusivamente en esta zona. Laura, una chica energética, vigorosa y adorable nos muestra con júbilo cómo apuesta por obtener un producto particular como proyecto vital.

Oscar Bosquet


Publicar un comentario