12 de septiembre de 2012

CASTELLROIG . LAS BURBUJAS EMBRUJADAS

Foto Mar Galván
Recorrió las caricias, aquella vez, 
que crucé la puerta del umbral verde,
rodeada de aromas, silencio, 
en una palabra descrita como 
cualquier caricia en cualquier forma,

Siente volverse evadir recorriendo el adiós, 
paseando en las vistas de la soledad
mas infinita de aromas y maderas
envolviéndola.

Antigüedades envueltas en el mejor rincón
recorriendo con las manos la historia
la recolección del mimo de un museo
ladrones de momentos, 
invadiendo el pasado.

Bajando encalón a escalón
momento a momento
sonreír, balancear esa copa
impregnada de las gotas del elixir 
rodeando los labios, acariciándolos, 
como sublime recorrido en la piel.

Como descubrir un momento
cuando uno se va de una ciudad
el momento a tiempo de saborear.

Dorado, cristalino, rojo intenso
y seductor, burbujas escandolosas
con sutileza enredadas en el aire
confundiendolas con el rumbo 
extremedado.

Un viaje del presente en el pasado,
regalándome el momento,
iluminando la visión de esa pasión
reflejada en cada pared
incrustrada como en un pergamino
de la historia.

Destellos de emociones....

Las burbujas, la tranparencia, el sentido en una copa.

Visita a Castellroig, el pasado en un presente.


Empezando a desfilar por la entrada de la bodega me inspiran los olores a hierba fresca, la naturaleza en estado puro, el rodearme de ese verde maravilloso que eclipsa el Penedés.


Una visita improvisada y llena de emociones, bajando escalón a escalón por esa parte de la historia que envuelve la tradición, la recolección de obras de arte, empolvada en el mejor sitio, un museo de muchas generaciones, muy curioso y apasionante. Demuestra el carácter de la persona que lo lleva detrás, un apasionado del arte, de las antigüedades, igualándolo con el arte de elaborar un buen vino o cava.


Relajada, embrujada de cada momento, inspirándome en la explicación del Sr. Juan Manuel Gonzalvo, la persona que en comodidad contesta a todas mis preguntas, transmitiendo la pasión que tiene por el vino, quien me guía en esta visita, cada instante,  retroceder en el tiempo, en un presente desde luego eclipsado.

No podría enumerar los miles de objetos observados, los pasillos de piedra que acompañan a la visita, a la entrada en una sala de barricas diferente, exclusiva.

.
La capilla, envuelta en miles de documentos, donde esta situado el altar, olor a incienso, maravillosa presentación de la arquitectura dentro de este paraje mágico.

Catar directamente desde esa sala los diferentes vinos, encontrando una sensación de una de ellas, la elegancia, garnacha, sincera, expresiva, ligeramente aterciopelada. Esa segunda barrica de la fila izquierda, quedará en la memoria hasta su embotellado.


La fluidez de las palabras, la comodidad de la expresividad, hacen que el recorrido paso a paso se enfunde en una maravillosa sensación de emociones. Recorrer la historia de la familia que paso a paso ha ido logrando encapsular este pequeño espacio en un lugar de paz y armonía.


El descenso por los escalones hasta llegar a la sala donde se hace la joya de la corona ese Xarel.lo maravilloso, es otro punto que me enamora de la bodega, la tradición del cava, de la adquisición de sus variedades según las parcelas, el Terroir infinitamente una exclusividad que se transmite luego en sus vinos y cavas.


Después de recorrer la tradición de esta bodega milímetro a milímetro, Castellroig nos invita a la esencia de los aromas, en cada uno de sus vinos y cavas.


25 Hectáreas de diferentes terroirs, en total 12, una maravilla para el paladar de la Finca familiar Sabaté i Coca, vitificando cada parcela por separado, una particular tradición que mantienen como filosofía de elaboración. Transmitir la expresión de la tierra en sus cavas y vinos, apuntando a sus variedades autóctonas como es el Xarel.lo, para diferenciarse entre otros, unas elaboraciones muy limitadas y exclusivas.


Al frente de esta bodega Marcel Sabaté, enólogo, y apasionado de su trabajo, vive y duerme en ese rincón de las esencias.

EL PASEO POR LA CATA

BLANCOS

CASTELLROIG XAREL.LO 2011 
100% Xarel.lo. 

Cítrico, transparente, luminoso, toque de melocotón en nariz, en el paladar sorprendente ligereza en boca, toques en la elegancia, fruto seco, muy ligero, fresco y elegante.

Hago segunda cata, ganando de nuevo la expresividad en nariz, infinito en boca después de catar 2010, me impresiona su final en boca, redondo y dándole cuerpo al paladar, extenso, sus notas a café intenso, y caramelo en nariz me enamoran.

CASTELLROIG BLANC SELECCIÓ. 
80%  Xarel.lo  20% Chardonay

Fermentación en barrica. Reduciendo el tiempo en madera para obtener la expresión del Xarel.lo, recolección a mano. 

Color equilibrado, brillante, destellante, con entrada en nariz cítrica, fruta, dando un desliz a vainilla, acabando en boca con ese frescor que te invita a beberlo.

TERROJA DE SABATÉ I COCA 2010 
100% Xarel.lo 

Viñas de 90 años, la joya de la corona y uno de mis preferidos en esta cata, me recuerda la sutileza de una elegancia infinita, aromático sin madera, 6 meses en lyas, impresionante esencias en nariz, enamorándome en boca por la frescura, la elegancia y el estilo de la perfección.

Una producción de 1900 botellas seleccionadas, no se produce cada año sino da los aromas y las texturas de esta elegancia en un vino de autor.



TINTOS

CASTELLROIG ULL DE LLEBRE NEGRE 2009
10 meses en barrica americana, producción de 8.000 botellas.

Color a pasión, las notas en nariz de la tierra minerales, maceradas en una explosión,  herbales, hinojo, elegante en boca, descendiendo por el paladar dejando un rastro exquisito.

CASTELLROIG NEGRE SELECCIÓ 2007 
Cabernet- Merlot. 12 meses en barrica francesa. 

Atractivo color, invita a la pasión, nota dulce en nariz, aromas a tostados, en boca entrada ligera dejando ese paso del tiempo, que rodea la envoltura de un vino, concreto, extenso, y con un equilibrio perfecto.

CASTELLROIG BRUT NATURE 2010  
Macabeu, parellada, Xarel.lo. 12 MESES.
Me recuerda a los aromas de los champanes franceses, burbuja en corona en línea fina, elegante. El aroma de la fruta, en boca entrada elegante dejando ese final sencillo, concreto, ligero una exquisita elegancia.

CASTELLROIG RESERVA 2009  
Xarel.lo, Macabeu, parellada. 24-26 meses

Dorado, chispeante burbuja, nariz aterciopelada, con la base de un buen vino blanco. Con toques herbales, colocándose en la línea de un cava con clase, con cuerpo en boca, la exquisitez de la explosión envuelta en el merito de la variedad. 


CASTELLROIG RESERVA FAMILIAR 2009 
Xarel.lo

Color que enamora por la brillantez en destellos, burbuja elegante, su toque en nariz intenso, aromas a flores, envuelve en boca, dejando la sensación de la expresión, embruja, invita a ese frescor de beberlo completamente, destellante, resumiendo en una palabra MARAVILLOSO. 

Después de todas las sensaciones vividas en esa maravillosa finca, pude inspirarme en otras letras que son la de los pensamientos transmitidos de mis momentos colocando esta visita en un apartado muy especial, inspirando en letras de un poema las sensaciones vividas.

Mar Galván
Enóloga, Escritora, Analista de Productos Agro-alimentarios y Poeta.
Twiter: @mar_galvan

Vinos  disponibles en:


Publicar un comentario