13 de julio de 2011

M.A. Silva & Garzón se implanta en Rioja e inaugura sus instalaciones


NOTA DE PRENSA

*    La nueva empresa corchera supone el desembarco en España de un grupo de referencia a nivel mundial

*    Las instalaciones han supuesto una inversión de 700.000 euros y están equipadas con innovaciones que refuerzan la calidad de los tapones

La nueva empresa corchera riojano-portuguesa M.A.Silva & Garzón, creada a principios de 2011 a partir de la unión del grupo portugués M.A. Silva Cortiças y la familia Garzón, ha inaugurado sus instalaciones en la Denominación de Origen Calificada Rioja, unas instalaciones ubicadas en el Polígono Casablanca de Laguardia que han supuesto una inversión de más de 700.000 euros y que están equipadas con innovaciones técnicas que refuerzan la calidad de los tapones. Con la puesta en marcha de la fábrica desembarca en España el grupo portugués situado entre las firmas más prestigiosas del sector corchero y que cuenta con 3 plantas de producción en Portugal, una en EEUU, Francia, Chile y Brasil, además de centros de distribución en Australia y Alemania.

El acto de inauguración tuvo lugar el día 8 de julio y contó con la presencia de un centenar de personas vinculadas al sector vitivinícola de Rioja y de regiones limítrofes, además del presidente del Consejo Regulador D.O. Ca. Rioja, Víctor Pascual, y el alcalde de Laguardia, José Manuel Amézaga. Los máximos responsables de la empresa -Conchi Garzón, gerente de M.A. Silva & Garzón, Eduardo Garzón, presidente de M.A. Silva & Garzón, y Manuel Alves da Silva, presidente de M.A. Silva Cortiças-,  mostraron a los invitados las instalaciones de 1.300 m2, con capacidad para producir 50.000.000 de tapones. En ellas se desarrolla la última parte del proceso de terminación de los tapones de corcho, selección electrónica, marcaje, suavizado y envasado.

La fábrica de M.A. Silva está equipada con un sistema de desinfección de las planchas de corcho a alta temperatura y presión con regeneración de agua y eliminación de taninos, un sistema patentado de lavado de los tapones añadiendo Ozono durante todo el proceso y un laboratorio propio que cuenta con 4 cromatógrafos de gases-masas para los análisis de organoclorados. La mejor tecnología para garantizar la calidad final del corcho.

Innovación para reforzar la calidad

Según Conchi Garzón, gerente de M.A. Silva & Garzón, los productos del grupo, que dispone de un proceso integrado desde el monte a la bodega, pasan por rigurosos controles para garantizar la satisfacción de sus clientes. “Es una empresa comprometida con la calidad y está dispuesta a invertir  en todo aquello que haga mejorar el producto final”. Así, en la planta española “contamos con una máquina de selección electrónica de última generación, de visión artificial en color, que permite definir los criterios de selección de forma más restrictiva que hasta ahora”.


También se realizará el marcaje de los tapones, tanto en tinta como a fuego, “según las indicaciones de las bodegas” y, por último, se aplicará “el tratamiento de superficie para garantizar el correcto embotellado y posterior descorche de los tapones”. En este sentido, M.A. Silva & Garzón cuenta con 2 infrarrojos FTIR para cuantificar el tratamiento de superficie, uno en Portugal y otro en la fábrica de Rioja. Este sistema novedoso “permite garantizar que los tratamientos son correctos, dando un paso más sobre la medida tradicional de la fuerza de extracción”.

El Grupo vende más de 500 millones de tapones en todo el mundo y es proveedor de referencia en el mercado norteamericano y europeo. Entre sus productos comercializan tapones naturales, técnicos, 1+1, microgranulados, aglomerados y especiales. La mayoría de los procesos que aplica el Grupo están desarrollados y registrados por la propia empresa y son los que le han dado el reconocimiento mundial en su objetivo por alcanzar la calidad total.

M.A. Silva & Garzón, la unión de dos familias

M.A.Silva & Garzón nace en enero del 2011 como fruto de la unión de dos familias que suman medios técnicos y experiencia tanto a nivel internacional como nacional y con mucho que aportar al sector del vino y del cava en España.

Por un lado, la familia del grupo M.A. Silva Cortiças, que se creó hace más de 35 años y que se ha situado entre las firmas más prestigiosas y eficientes en el sector. Tecnología aplicada al proceso, innovación y una colaboración estrecha con el cliente final la han convertido en uno de los proveedores de referencia en mercados tan exigentes como el de  EEUU o Alemania. Tiene su origen en una pequeña empresa familiar fundada en 1972 por su actual presidente Manuel Alves da Silva. La empresa ha ido creciendo a lo largo de los años tanto en volumen de producción como de ventas, convirtiéndose en uno de los más importantes grupos corcheros a nivel mundial.

Por otro lado la familia Garzón, introducida en el sector del corcho y en el vinícola desde hace más de 25 años, aportará conocimiento del mercado español, la experiencia acumulada en etapas anteriores y el dinamismo necesario para día a día hacer de esta alianza un soporte de confianza para las bodegas y sus productos.

José Manuel Amézaga, alcalde de Laguardia, Manuel Alves da Silva, presidente de M.A. Silva Cortiças y Eduardo Garzón, presidente de M.A. Silva & Garzón.




Publicar un comentario