5 de abril de 2011

BIZKAIKO TXAKOLINA ( Barcelona, 4/4/2011)

Ayer lunes, 5 de abril, tras despedirnos de los amigos de Poboleda en donde estuvimos catando, conociendo el perfil de la añada 2008 nos pusimos manos al volante y tras dos horas de trayecto bajo un sol de justicia llagamos a una Barcelona como a mi más me gusta, soleada, primaveral ( 20-22ºC) y sin darnos apenas tiempo ya estaba copa en mano catando, saboreando y maridando los primeros chispazos cítricos y tartáricos de la Ondarrabi Zuri, Ondarrabi Zuri Zerratia, Mune Machatsa...


Antes de adentrarnos en la sala donde nos esperaban decenas de viniticultores y bodegueros bizcainos catamos a ciegas siete txakolis maridados con siete especialidades gastronómicas


Propuesta 1
Amarillo pajizo, reflejos verdosos,poco intenso, limpio, brillante.
En nariz fruta blanca, flores blancas, manzana verde, cítricos.
En boca acidez punzante, cítricos, manzana verde.

Maridaje: Tataki de atún con cebolla caramelizada.
El atún y la propuesta nº1 encajaron a la perfección, si bien las notas dulzonas de la cebolla no acabaron por buscar encaje en el maridaje.

Propuesta 2
Amarillo pajizo, reflejos verdosos,intensidad media, limpio, brillante.
Aromas más profundos, concentrados, suelo, terruño, yesos, flores blancas, manzanas verdes.
En boca acoidez punzante, untuoso, fresco, citricos, posugusto largo marcado por la acidez manzanas verdes, citricos y piel de naranjas.
Interesante equilibrio, volumen, acidez.

Maridaje: Arroz meloso con morcilla de piñones
Gran maridaje, la melosidad y la acidez proporcionaban un postgusto dulce curioso y muy apetecible.

Propuesta 3
Amarillo pajizo, reflejos verdosos,poco intenso, limpio, brillante.
En nariz lías finas a copa parada al tomar oxigeno, fruta blanca peras, cítricos, limones, ligeros tostados.
En boca ligera sensación carbónica, acidez punzante, cítricos, manzana verde, limones, postgusto marcado por la acidez, pomelos.

Maridaje: Butifarra con crema de coliflor
Todo un acierto, la parte más grasa de la butifarra y la crema queda bien arropada por la propuesta 3, incluso la vegetalidad de la coliflor no disonaba en exceso.

Propuesta 4
Amarillo pajizo, reflejos oro nuevo, intensidad media, limpio, brillante.
Tímido en nariz, lías finas, monte bajo, manzana verde, especias, cítricos, sutiles tostados.
En boca sensación carbónica, untuoso, cremoso, volumen, acidez bien compensada, notas herbáceas, cítricos, complejo, equilibrado

Maridaje: Tosta de foie
Por contraste una excelente opción para el foie caliente si bien en el postgusto no acabe encontré armonía, las notas amargas-ácidas de la propuesta 4 pesaba se mostraban muy contundentes.

Propuesta 5
Amarillo pajizo, reflejos verdosos,poco intenso, limpio, brillante.
Delicadeza floral, azahar, equilibrio, fruta blanca, manzanas verdes, trabajo de lías bien integrado, piel de limón, hinojo.
En boca ligero carbónico, caramelillos de violetas, manzana verde, postgusto marcado por la acidez, piel de limón.

Maridaje: Lentejas pardinas con langostinos
Lentejas y propuesta 5 se integran de un modo natural, el sabor del langostino se potencia. El vino mostró una estructura en el maridaje que paso inadvertida en la cata.

Propuesta 6
Amarillo pajizo, reflejos oro nuevo, intensidad media, limpio, brillante.
Nariz marcada por el coco, la vainilla, fruta tropical, naranjas confitadas.
Boca marcada por la barrica, lacas, marquetería, cítricos...

Maridaje: Helado de yogur con infusión de frutos rojos.
Si bien el helado me entusiasmo el maridaje fue imposible.





En el salón donde se encontraban viniticultores, enólogos y bodegueros disfrutamos de una cata de lo más refrescante, incluso una vez educados los sentidos en perfiles tan frescos, ácidos, descubrimos todo el potencial de unos vinos con un perfil radicalmente distinto a lo que estamos acostumbrados.

Fue una cata en la que las elaboraciones presentadas eran intachables, sin defectos, alguna reducción por trabajo con ias que desaparecia con un poco de oxigenación, eso sí, algunos txacolis pecaban, bajo mi modesta opinión de modernez, copages con variedades terpenicas, crianzas en barrica, levaduras seleccionadas.... otros lo hacían con resultados expendidos sin distorsionar en exceso lo que bajo mi punto de vista a de ser un buen vino de Ondarrabi Zuri.....

En esta ocasión voy a resaltar a cuatro bodegas que nos gustaron, elaboraciones intachables, armonía, frescura.... cuatro bodegas que podrían ser alguna más, cuando hay singularidad, terruño y variedades bien integradas hay mucho que contar y poco el tiempo para escribir.

Un joven proyecto con vinos intachables, equilibrio, armonía, complejidad, vinos a seguir.

Para saber cual es el potencial de la DO. Bizkaiko Txakolina Itasmendi es la bodega creo que de referencia, catamos tres añadas diferentes para conocer la evolución de estos vinos y la experiencia fue increible, vinos frescos, equilibrados con cierta complejidad.



Un bodega conocida y reconocida por Adictos a la Lujuria desde hace tiempo, vinos frescos donde bien en el Berroja madurado sobre lías o Agirrebeko 2010,  la Riesling forma parte del copage aportando complejidad, terruño y estructura sin perder la integridad propia de los vinos de la zona.

La frescura de su rosado es toda una experiencia, frutillos rojos y golosinas con una chispeante y crujiente acidez que os puedo asegurar que en mi casa sería el rey del verano. No hay que olvidar su blanco lleno de matices aportados por la Sauvignon y la Riesling, frescura, volumen y terruño.
Bodegas Gorka Izaguirre ( Iturrialde)

Para acabar tan sacrificado día nos fuimos a saborear otros vinos, otros terruños a Monvinic.


En una animada conversación con los excelentes profesionales Monvinic ( no recuerdo el nombre de la sumiller que estuvo con nosotros)  compatimos lo vivido en la cata de txakolis y ellos compartieron el alma de este templo a Dionisios y Baco con nosotros. Una excelente guinda para un gran día de vinos.

fin
Publicar un comentario