30 de junio de 2009

BORGOÑON GRANATE 2003 ( Bod. Barranco Oscuro - Vinos de Mesa)

BORGOÑON GRANATE 2003
Catado en junio de 2009


El Cortijo Barranco Oscuro fue construido a finales del siglo XIX, en 1873, tras ser trasladado desde una ubicación anterior cercana al barranco que cruza las tierras del cortijo. Era un gran cortijo para la época y la zona, con más de 100 hectáreas de terreno en un lugar donde predomina el minifundio y una espectacular bodega que recorría todo el bajo de la casa, con unos 400 metros cuadrados y una capacidad de más de 100.000 litros.


La etapa actual de Bodega Barranco Oscuro se inició en 1980. Manuel Valenzuela, tras comprar una parte del cortijo (casa y tierras), hizo las primeras plantaciones. De las 15 hectáreas que había adquirido, casi la totalidad eran de almendros y el resto llevaban mucho tiempo sin ser cultivadas. Durante varios años se hicieron las plantaciones de el Cerro de las Monjas. Garnacha, Tempranillo, Cabernet Sauvignon, Merlot, Vigiriega, Sauvignon Blanc, fueron las primeras variedades en los vinos de Barranco Oscuro. Hasta que esas viñas empezaron a producir se elaboró un vino al estilo de la zona, clarete, a partir de uva comprada de distintas variedades blancas y tintas.

En el año 1984, y de la mano de Manuel Carrillo, prestigioso hostelero granadino dueño por entonces del restaurante El Molino de Dúrcal (Granada), Barranco Oscuro sacó su primer vino embotellado. Aún había mucho camino por recorrer. Al comprobar los éxitos iniciales y surgir otros demandantes se hizo la primera etiqueta propia un año después, con un dibujo de Manolo Gil como base, realizado a partir de una fotografía de Ángel Moreno, en la que se ve el cortijo de frente, desde la carretera de Murtas, con Sierra Nevada al fondo.

En 1987 salieron los primeros vinos varietales y se dejó de hacer el vino típico de la zona. Salieron al mercado un rosado de Garnacha, un tinto de Tempranillo, Cabernet y Merlot y un blanco de Vigiriega. A principios de los noventa se iniciaron las plantaciones de Los Llanos, con variedades como Syrah y Pinot Noir. Ya en los 90 se incorporó a la gama un blanco de Sauvignon Blanc y la uva Vigiriega se destino por completo a la elaboración de espumoso natural de tipo Brut.

En 1996, año de la fundación de Bodega Barranco Oscuro SL, se separaron las variedades tintas en dos vinos, el Tempranillo y el Tinto coupage de Cabernet, Merlot y las jóvenes Syrah y Pinot Noir. A este último también se le incorpora toda la producción de Garnacha, y se deja de hacer el rosado. En 1998 el tinto especial pasa a llamarse 1368 en alusión a la altitud del Cerro de las Monjas. A partir de 2000 se elabora un vino blanco del coupage de las mejores variedades de la finca, algunas aún en experimentación (Sauvignon Blanc, Chardonnay, Viognier, Vermentino, Riesling, Albariño). En 2002 la novedad es un varietal de Pinot Noir, esa variedad tan difícil de trabajar y que nosotros hemos llamado Borgoñón Granate.
. .

Borgoñon Granate 2003
Bod. Barranco Oscuro.

Vinos de Mesa ( Alpujarra granadina)


Composición Varietal
100% Pinot Noir

Análisis Químico (08/06/2006)

Graduación Alcohóica:
13% Vol.
PH: 3,28
Acidez tota:6,6
Anhídrido Sulfuroso Libre:< 1mg/l.
Anhídrido Sulfuroso Total:
8 mg/litro

Viñedo
Unas 1400 cepas de Pinot Noir en una parcela de 0.6 hectáreas, plantadas en 1996 en espaldera, formadas en doble cordón con 4 pulgares por planta de dos yemas cada uno.

1 parcela de 0.35 ha en espaldera. 1400 plantas cordón simple 3 pulgares de 2 yemas, suelo pizarroso con más piedras, a 1350 metros de altitud.


Elaboración
Vendimia en fresco, despalillado y posterior maceración y fermentación en depósitos de acero inoxidable entre 10 y 15 días, sangrado y clarificación espontánea durante un mes.

Crianza
12 meses en barricas borgoñesas nuevas de roble francés (ensamblaje de robles de los bosques Vosges, Limousin y Central) con 36 y 24 meses de secado.

Fecha de embotellado 23/01/05

Producción 2.966 botellas

Nota de Cata
Color picota vivo, ribete evolucionado, lagrima lenta, limpio.
Nariz de intensidad media-alta con perfil de la variedad, fruta negra,olivas verdes, oleoso, notas que recuerdan al sudor de caballo, especias y fondo mineral.
Entrada en boca amable,suave pero el vino crece de una forma sorprendente para acabar en retronasal con toques oxidativos y de frutos secos y una sensación tánica de difícil integración.

Un gran vino en horas bajas, recordamos la cata de hace un par de años donde la expresión frutal de la variedad con la acidez característica del terruño de Barranco Oscuro nos conquisto y enamoro, solo nos queda esperar que haya sido una botella con mala suerte.

.

Enlaces de Interés


Publicar un comentario en la entrada