11 de abril de 2007

VEGA DE RIBES


A las afueras de Sant Pere de Ribes a pocos Kilómetros de Vilanona i la Geltrú y a no mucha más de la siempre romántica y turística Sitges se erige desde la antigua Torre del S.XVI una pequeña bodega familiar a medio camino de lo tradicional y los nuevos cánones de vitinicultura moderna dando como resultado unos más que recomendables y curiosos, en algunos casos, vinos blancos tan típicos en la DO. Penedes pero tan atípicos en esta bodega.





La familia Bartra y Roig tiene documentada 16 generaciones dedicadas a la agricultura y vitinicultura desde 1540 en la finca “ La Serra”, finca dominada por una Torre que data del S. XVI ,aunque hay datos relacionados con la finca desde siglos anteriores, la familia remontan su árbol genealógico hasta este momento. La Torre de Vigilancia de las cercanas costas a sufrido diversas reformas hasta la actual massia, en 1760 se construye la bodega “ nueva”, la ampliación en 1911 donde se construye una sala y en el 1990 la más reciente reforma para adaptar la antigua bodega a la normativa vigente.


Finca la Serra es todo aquello que rodea la bodega, diversas hectáreas de terreno dedicadas a una agricultura sostenible y ecológica luchando con la especulación inmobiliaria que acecha en el horizonte. La finca esta dedica al cultivo de los viñedos, cereales, algarrobos, dehesas y bosques de pino, todo ello en armonía permitiendo un cultivo ecológico entre bancales de piedra que defienden de la erosión el poco suelo calizo cultivable sobre la roca predominante en gran parte de la comarca del Garraf.
_______________________________________________________

Vega de Ribes poco a poco se va modernizando aunque sus instalaciones no sean las más recomendables para la vinificación moderna por falta de espacio. En el exterior de la bodega podemos encontrar modernas despalilladoras, prensas hidráulicas respetuosas con la uva o ya en el interior, cubas de acero inoxidable con control de temperatura conviviendo con cubas de fibra que en la actualidad empiezan a estar en desuso.























Tras ver las nuevas Barricas de acero inoxidable con control de temperatura destinadas a la elaboración de vinos blancos pasamos a la bodega “ nueva” donde se encuentra las barricas de roble americano para la crianza de los tintos de la bodega y unas barricas de castaño para la elaboración de un blanco de cepas viejas de Xarel·lo provenientes de una finca vecina.



Vega de Ribes colabora con las fincas vecinas en la vinificación de los caldos vinícolas vecinos que no disponen con instalaciones propias para la elaboración de vinos no obstante el enólogo y copropietario de la bodega es el precursor de la elaboración de los vinos y crianza dentro de estas instalaciones que poco a poco van ganando en calidad, añada tras añada.


LA CATA

Carles Bartra anfitrión durante la vista se dispuso en la parte nueva de la bodega donde se encuentra la recepción, almacén y planta embotelladora a mostrarnos los diferentes vinos de la bodega empezando por los dos monovarietales tintos de Garnacha y Merlot.


Las gratas sorpresas comenzaron por un afrutado, floral con notas ahumadas Vega de Ribes Sauvignon Blanc 2005 con postgusto intenso. Sassepa fue una sorpresa a medias, es reconfortante catar vinos de variedades diferentes como es en este caso un vino de una variedad autóctona, casi en desaparición hace unos pocos años, Malvasia de Sitges es un vino de la añada 2003,creo!!!! ( no aparece la añada en la etiqueta debido al miedo que tienen muchos en comprar vinos blancos que no sean jóvenes y afrutados) es un vino en nariz explosivo con un festival de aromas que nos recuerda al Terruño pero en boca se nos quedo algo corto, quizás la temperatura no fuese la más adecuada para catar Sasseppa pero la sorpresa estaba por llegar, un vino proveniente de cepas viejas de Xarel·lo de la añada 2006 con crianza en barrica de castaño, un vino todavía sin comercializar y que nos sorprendió por lo diferente, un vino discreto al principio pero que poco a poco dejaba fluir notas a especias, fruta y aromas florales siendo en boca muy agradable, pero tras la mezcla de aromas y sabores de diferentes vinos y añadas ya catadas, solo me atrevo a aventurar que me pareció un vino en perfecto equilibrio y que en breve comentaremos la añada del 2005.


Tras la visita a Vega de Ribes, Torre del Veguer y Can Rafols dels Caus cada vez nos queda más claro que entre el mar mediterráneo y la Serra del Garraf encontramos vinos interesantísimos y en algunos casos de altísima calidad en un “Terruño” diferente al resto del Penedes, pero a la vez muy diferentes entre cada una de las bodegas, podemos decir cuando todavía nos falta diferentes bodegas dentro de esta comarca por visitar que en el Garraf los vinos son auténticos vinos de finca en el que esperemos en los próximos años encontrar mejores e interesantes vinos, aun más si cabe.

www.vegaderibes.com


Visita la bodega y planifica tu ruta con:














.
Publicar un comentario en la entrada