15 de diciembre de 2006

CAVAS CODORNIU

img69/309/sansadurni1bq0.jpg



El pasado 12 de octubre festividad del Pilar y día de jornada de puertas abiertas en las cavas del país del cava paseamos de nuevo por una bodega de obligatoria visita para todos los amantes del cava y de la ingeniería, esta cava monstruosa por tamaño también es bella por su diseño, los mas de 30 Km de pasillo junto con el diseño de Josep Puig i Cadafalch, junto Gaudi fue los máximos exponentes del modernisme catalán. Codorniu también es la historia del Penedes, la familia Reventos realiza cava desde 1872 pero ya en el S XVI hay documentos de que ya cosechaban vino.



img262/2664/codorniugrandegp8.jpg

Codorniu un paseo indispensable para los amantes de la historia, el arte y el cava.

Empezamos la visita sobre las 13 horas, la lluvia nos acompañaba de nuevo al igual que en la visita a Poboleda, pero no importaba, estábamos a punto de introducirnos en un viaje al centro de la tierra.


img241/3953/p1040098ry2.jpg

Es muy recomendable la visita a sus jardines, arquitectura....nosotros nos quedamos un poco con las ganas debido al mal tiempo, al carácter lúdico festivo de la visita y a que nuestra visita era la ultima del día tras un largo día de visitas.........

img241/3913/p1040103bl6.jpg img247/7476/p1040104ul2.jpg

Por solo 2 euros la podras visitar tranquilamente la cava sin necesidad de esperar a la semana del cava

img247/1290/p1040120hl8.jpg

El interior de la bodega es simplemente espectacular

img247/4278/p1040122kn8.jpg img247/7376/p1040118cr6.jpg


La primera parte de la visita solo podía darnos una pequeña idea de la magnitud de esta cava construida en el s.XVIII pero también nos invita a viajar en el tiempo, un tiempo en el que todo era mucho mas lento pero también diferente, utensilios para la elaboración del vino como puede ser la barrica que vemos en la imagen, en definitiva un museo de la historia del cava, pero llamar museo solo a esta parte de la visita seria erróneo ya que museo del cava es todo el mundo Codorniu.

img247/2326/p1040129ma1.jpg

Placa conmemorativa de la visita del rey Alfoso XIII a la cava en 1908

img247/2779/p1040138oo5.jpg img247/1331/p1040139sq7.jpg

Imagen de las diversas plantas de la cava y del montacargas original

img247/3358/p1040142hm2.jpg

Antes de subirnos al tren nos explicaron brevemente la elaboración del cava, pero esto lo explicaremos en otra ocasión en el que nos extenderemos sobre como consiguen la segunda fermentación en la botella, como van girando de cuarto en cuarto de vuelta las botellas al igual que se van inclinando para que todas las impurezas vayan al cuello de la botella que mas tarde congelan para incorporar el definitivo corcho que todos conocemos. A sido un breve resumen que bien se merece un capitulo de nuestro blog en la visita a alguna cava.

img247/1962/p1040157ax5.jpg


Como de un tren de la bruja de nuestra infancia y con miedo de encontrarnos el maquinista con la terrible escoba en alguna de las diversas galerías laterales, quizás el Ave tendría que tomar buena nota para llegar a los 300 Km/h, la bruja no la vimos pero las cavas casi tampoco solo se puede decir tras el paseo que las cavas son muy grandes.

img84/6343/p1040169uy6.jpg

Visitamos la sala donde el creador de la bodega elaboró las primeras botellas de cava . Impresionante las galerias,tienen una capacidad para 100 millones de botellas.

img247/5366/506ve0.jpg


Para terminar la visita una copa de Anna de Codorniu.

fin


ARRIBA


Historia:


La actividad vinícola de la familia Codorníu se remonta a mediados del siglo XVI. Un documento de la época atestigua que por aquel entonces la familia ya poseía diversas máquinas e instrumentos relacionados con el mundo del vino. En 1659, Anna Codorníu se casó con Miquel Raventós y ambas familias, de larga tradición vinícola, quedaron unidas. Años más tarde, en 1872, José Raventós elaboró cava por primera vez en España siguiendo el Método Tradicional e instauró una industria completamente nueva en la región del Penedés. Las cavas de Codorníu en Sant Sadurní d’Anoia fueron construidas por encargo de Manuel Raventós entre finales del siglo XIX y comienzos del XX (1895-1915). Por aquella época, Codorníu elaboraba alrededor de 100.000 botellas de cava al año, por lo que las dimensiones de la nueva construcción se veían como un sueño visionario. La ubicación de la bodega, alejada entonces de la carretera y el ferrocarril, resultaba también sorprendente para la época. Manuel Raventós, sin embargo, tuvo claro que la bodega familiar debía estar a pie de viña, consciente de que esta proximidad era determinante para mejorar la calidad de sus vinos. A lo largo de su historia, Codorníu ha mantenido una estrecha relación con la Casa Real Española. En 1904, el abuelo del actual monarca, Alfonso XIII, visitó las Cavas Codorníu y presidió un banquete que se ofreció en su honor. Pocos años antes, en 1897, la Reina Regente, doña María Cristina, había concedido a Codorníu el título de proveedor de la Casa Real que le daba el derecho al uso del escudo de Armas Reales. La Casa Real Española renovó su reconocimiento a Codorníu en octubre de 1987 cuando los Reyes, don Juan Carlos y doña Sofía, presidieron los actos conmemorativos del Centenario de la Filoxera. La última visita de los monarcas españoles a Codorníu se produjo en el año 2001 con motivo de la celebración del 450 aniversario de la compañía.


Estilo arquitectónico:


La imponente bodega que alberga las cavas Codorníu fue construida por el arquitecto Josep Puig i Cadafalch quien, junto a Gaudí, fue uno de los máximos representantes de la gran escuela arquitectónica modernista. Sus construcciones, de notable creatividad y audacia conceptual, forman hoy parte del patrimonio arquitectónico del país y son objeto de importantes estudios académicos. No es de extrañar, por lo tanto, que las Cavas Codorníu fuesen declaradas Monumento Histórico Artístico en 1976, dentro del más puro estilo modernista. Puig i Cadafalch diseñó un complejo formado por cuatro edificios: la Sala Puig (actual Sala de Recepción), el Museo, el Celler Gran y la casa pairal. Todos ellos están caracterizados por sus naves catedralicias, sostenidas por impresionantes arcos, y por el uso del ladrillo cocido. Uno de los edificios más emblemáticos del recinto es la casa pairal de los Raventós. El edificio, que en su día fue la residencia familiar de Manuel Raventós, está ubicado en la actualidad en un entorno de estanques y jardines, y constituye un paraje impregnado de mediterranismo modernista. Fallecido Puig i Cadafalch, otro ilustre arquitecto, Lluís Bonet i Garí, introdujo diversos cambios en el conjunto de edificios. El proyecto, que se desarrolló entre 1932 y 1982, supuso la construcción de las actuales salas de prensas y fermentación, así como la renovación del museo. Actualmente, Codorníu conserva su aspecto original, si bien algunos de sus edificios y dependencias han sido readaptados a nuevas funcionalidades, para seguir así las necesarias innovaciones tecnológicas que han convertido a la bodega en un punto de referencia en el mundo del vino.


Región vinícola:


D.O. Cava


Viñedos:


Codorníu necesita aproximadamente 6.000 hectáreas de viñedos para abastecer a la bodega. Los viñedos en propiedad cubren un 30% de su producción y el 70% restante se compra a varios cientos de viticultores del Penedés, con los que Codorníu tiene convenios de colaboración a largo plazo. Todos estos viticultores son asesorados técnicamente en el cultivo de sus viñas y se les hace partícipes de los adelantos y mejoras resultantes de los procesos de Investigación y Desarrollo que se llevan a cabo, especialmente, en Raimat.


Productos:


Jaume Codorníu
Gran Codorníu
Non Plus Ultra Cuvée Reina Mª Cristina
Vinya Codorníu
Cuvée Raventós
Pinot Noir
Non Plus Ultra Brut Nature
Anna de Codorníu Brut Nature
Non Plus Ultra Brut
Anna de Codorníu Brut
Prima Vides Reserva
Codorníu Rosé
Mediterrània
1551 Brut Nature
Clásico Reserva
Extra de Codorníu
Gran Cremant Brut
Benjamín


Elaboración:


Codorníu controla el proceso de elaboración de todos sus cavas desde la plantación de las viñas hasta el producto final. La bodega dispone de las más modernas instalaciones y de equipamientos totalmente innovadores. En las dependencias que se encuentran a nivel del suelo se hallan las instalaciones de recepción de uvas, las desrapadoras, las prensas y los depósitos de acero inoxidable donde se hacen las fermentaciones a temperatura controlada. Las seis prensas de que dispone la bodega, cuatro neumáticas y dos de bandas continuas, permiten prensar en las mejores condiciones toda la uva necesaria para elaborar los cavas Codorníu. Bajo el impresionante recinto que alberga las cavas Codorníu se encuentra un laberinto de galerías subterráneas que se extiende a lo largo de más de 30 kilómetros. Allí se encuentran las botellas en fase de segunda fermentación y crianza. Todas las botellas de Codorníu hacen una segunda fermentación que dura entre un año y medio y cuatro años. La bodega elabora alrededor de 27 millones de botellas cada año.


Enólogo:


Sr. Juan José de Castro (Director Técnico)

Publicar un comentario