22 de marzo de 2013

VERTICAL HISTORIA EL QUINTA 2001 – 2011 ( Bàrbara Forés)


Vertical histórica del varietal de Garnacha Blanca de más prestigio, El Quinta de Bàrbara Forés


Para la ocasión contamos con la presencia de Manuel Sanmartin co-propietario de un proyecto, un homenaje a Bàrbara Forés, tatarabuela de la familia,  por problemas gripales no pudimos contar con M. Carmé, parte de este interesantisimo proyecto, empresa familiar que con trabajo, sabiduría y amor por una tierra, posicionaron a nivel mundial,  entre los vinos de calidad,  una denominación de origen conocida hasta entonces por el potencial de sus vinos a granel.

Empezamos situándonos en la Terra Alta, climatología, terruño, variedad..

La Terra Alta es una comarca protegida por los Puertos de Beseit, la Sierra de Pàndols y la sierra de Cavalls, rodeada por el río Ebro y sus afluentes el Matarranya y el Algars y abierta al Mediterráneo. Como comarca eminentemente mediterránea, se manifiesta en ella con todo su esplendor la triple simbología del trigo, el olivo y la viña. Pues bien, si se trata de una comarca especialmente apta para el cultivo de la viña, Gandesa sobre todo disfruta de una situación singular y de privilegio. La proximidad de las sierras protege a las viñas del cierzo (viento del noroeste seco) y al mismo tiempo, la depresión del Ebro permite que llegue la bonanza del garbí (viento del sudoeste húmedo).

La altitud, que oscila entre los 350 y los 600 metros sobre el nivel del mar y la apertura de las tierras de cultivo hacen posible un elevado número de horas de insolación. El régimen de lluvias, escaso, no alcanza los 500 litros por m2 al año.
Estas condiciones únicas, en que se hacen compatibles el rigor del clima continental y la benignidad del clima mediterráneo, han dado fama al vino que produce esta comarca.

  La especificidad orográfica de nuestras viñas las protege, con su ondulación, del embate seco del cierzo y al mismo tiempo su especial disposición permite que el garbí las humedezca. También es determinante que la proximidad de las sierras descargue las lluvias en esta zona de la comarca.

Sobre una superficie de 45 hectáreas, de las que 22 están están destinadas al cultivo de la viña, la ubicación de nuestras fincas por diferentes partidas del término municipal de Gandesa nos ha permitido combinar, en esta parte privilegiada de la Terra Alta, la altitud y la orientación, los llanos y las laderas, las umbrías y las solanas. De esta manera hemos podido conseguir un producto propio y adaptado a las exigencias y características de las diferentes fincas que cultivamos.

En el cultivo de la viña utilizamos exclusivamente abonos orgánicos y productos naturales.

La vendimia se realiza en el momento más adecuado, teniendo en cuenta la finca, la variedad y el tipo de vino a elaborar y se hace manualmente en cajas para que el fruto llegue a la bodega entero y en óptimas condiciones. Una de las operaciones que exige mayor esfuerzo es la determinación del momento de la vendimia y la selección que realizamos en la viña, ya que la uva, reflejo de su entorno, es la que aporta las singularidades de la añada a cada vendimia.


La bodega
En la importante reforma de la bodega del año 1994, la adaptación del edificio a las exigencias actuales, se ha llevado a término siguiendo la filosofía del respeto a la tradición

En la zona de elaboración, las pequeñas dimensiones de las tinas permiten tratar separadamente cada una de las variedades en función de la viña de origen. La crianza de los vinos la realizamos en las diferentes salas de la planta baja del edificio y en los antiguos trujales de la bodega que han sido acondicionados para recibir las barricas de roble.

Rastreando en los archivos de Tarragona hemos tenido conocimiento que la casa solariega y la bodega construidos por Rafael Ferrer Forés entre los años 1898 y 1900 son obra del insigne arquitecto tarraconense Ramón Salas Ricomà.
Los Orígenes
Con Bàrbara Forés, el matrimonio Maria Carme Ferrer Escoda y Manuel Sanmartin Suñer ha querido rendir homenaje a la tatarabuela Bàrbara Forés nacida en Gandesa el 7 de Febrero del año 1828.

Bàrbara Forés, hija de un comerciante de vinos (Rafael Forés) y de una propietaria agraria (María Figueras), fue una persona de gran carácter y tuvo una influencia decisiva en su hijo Rafael. De esta forma, Rafael Ferrer Forés- farmacéutico y viticultor ilustrado- construyó la bodega de la casa solariega, donde a finales del siglo XIX comenzó a embotellar vino.

Bàrbara Forés significa, por tanto, el respeto y la tradición en la elaboración de vinos, transmitidos de padres a hijos durante más de cien años en nuestra casa.

Bàrbara Forés también quiere expresar la capacidad que tienen las nuevas generaciones para perfeccionar y mejorar la herencia recibida.


Bodega Bàrbara Forès
D.O. Terra Alta
Clima Mediterraneo con influencia continental
Vientos de Cierzo y Garbí.
Fincas: Cometa i Grau son tierras de dunas fosilizadas entre los 380 y 420m
Las 2/3 partes de la plantación mundial de Garnacha blanca se encuentran en Terra Alta

Anécdota: Tras el Corpus de Sang dels segadors, esos años se comenzó a plantar la garnacha blanca sustituyendo a la malvasía.
El nombre de Quintà viene se le dio a raíz de una donación a la campana del pueblo por la Sra. Bàrbara Forès.


La Cata
El Quintà 2001
@@@@@
Maceración pelicular de 1 a 1,5 días.
Brisat: Una parte fermenta con hollejo 3 a 4 días. 
Crianza en Barrica 225L 6 meses.
Añada cálida, brotación temprana.
Vendimia avanzada.
Invierno de Lluvia/nieve.
Amarillo intenso/oro, poco brillante.
Nariz de evolución sin oxidación, fruta muy madura, orejones,  anís, flores marchitas, notas medicinales, monte bajo, toffe, muy complejo.
En boca es cálido muy maduro, terroso. graso, largo con un agradable y delicado paso por boca, con final especiado canela, notas iodadas.y ligeramente ardiente que este caso reconforta, al convertirlo en un vino de meditación.
Sorprende ver un vino blanco con tan buena estructura después de una década de botella.


El Quintà 2002
@@@@+
Maceración pelicular de 1 a 1,5 días
Brisat: Una parte fermenta con hollejo 3 a 4 días. 
Crianza en Barrica 225L 6 meses.
Verano lluvioso.
Vendimia enfangados.

Color amarillo intenso/oro,  muy brillante.
Nariz de fruta madura, notas herbáceas, especiadas, pimienta  blanca, medicinal, naranja confitada. y flor blanca macerada finura y elegancia. (Más expresivo en nariz que en boca).
En boca su entrada es fresca, acidez ya muy justa, menos finura que el 2001 y ligero amargor final. Notas de miel y limón.
Quizás fuese por las lluvias durante la maduración que se aprecia una presencia de vegetalidad.

El Quintà 2003
@@@@@
Maceración pelicular de 1 a 1,5 días
Brisat: Una parte fermenta con hollejo 3 a 4 días. 
Crianza en Barrica 225L 6 meses.
Añada húmeda.
Calor extraordinario.
Paradas vegetativas.

Color amarillo/oro, limpio y brillante.
En nariz es licoroso, notas de mandarina muy madura y almendra verde ligeramente amarga, pomelo
Boca frescor herbal, glicérico, redondo, con volumen, mantiene la acidez, muy integrado en su conjunto.
Armonía en la acidez.
 Muy buena madurez y muy bien estructurado.

El Quintà 2004
@@@@
Maceración pelicular de 1 a 1,5 días
Brisat: Una parte fermenta con hollejo 3 a 4 días. 
Crianza en Barrica 225L 6 meses.
Añada muy lluviosa.
Hinvierno cálido. Viento de Cierzo.
Primavera fresca.
Vendimia tardía.
No acabó de madurar.

Amarillo dorado.
Muy concentrado en nariz, medicinal, anisados e hinojos, aceituna verde aunque fresco.
Amable en su entrada, aunque de paso muy rápido, con final ligeramente ardiente que no molesta
 Un vino diluido resultado de una añada pasada por agua.


El Quintà 2005
@@@@+
A partir de esta añada ya no maceran el hollejo durante la fermentación.
Una parte del vino hace la crianza en barricas de 300L.
Añada seca de muy poca lluvia.

Color amarillo brillante de reflejos verdes grisáceos.
Nariz sutilmente aparece el pedernal,  tapenade,  jabón de tocador y Fruta blanca de hueso, melocotón o mermelada de ciruelas blancas.
Plano en boca, esta sustentado únicamente por el alcohol y la barrica, sutilmente aparecen algunas notas animales y de champiñón.
Se dan cambios sustanciales en la elaboración y esto hace pasar algo de factura, hay cierto desajuste entre la acidez y el vino.

El Quintà 2006
@@@@@
Toda la producción hace la crianza en barricas de 300L.

Color brillante de reflejos verdes grisáceos, muy brillante.
Aparecen notas terrosas, (expresa el suelo del que procede). Notas de ciruela blanca madura, pedernal,  alcanfor, lavanda, muy fresco y complejo en nariz.
Potente en la entrada, con volumen, y longitud suficiente, muy sabroso.
Por lo visto el hecho de no macerar los hollejos a pesar del cambio evidente del color, no tienen tanta carga polifenólica y son más sutiles.

El  Quintà 2007
@@@@+
Toda la producción hace la crianza en barricas de 300L.
Añada muy seca pero fresca.
Verano demasiado caluroso.

Color con los mismos reflejos verdes grisáceos, limpio y brillante.
Aceituna verde, yeso, exuberante en nariz,  floral, agradable.
En boca entra bien, con frescura pero cae demasiado rápido, evoluciona y oxida pronto.
Cambio de responsables enologicos??

El Quintà 2008
@@@@+
Toda la producción hace la crianza en barricas de 300L.
Primavera fresca y lluviosa, verano muy seco.

Amarillo pálido.
Nariz de balsámicos, fruta blanca, especiado, almendra amarga.
Muy frutal en el paso por boca, amplitud media, con recuerdos herbáceos en su final.
Me gustaría volverlo a probar dentro de 4 o 5 años más.

El Quintà 2010
@@@@+
Otro cambio sustancial: A partir de aquí toda la producción hace la crianza en barricas de 500L.
Añada cálida y con lluvias.

Carácter tropical, aceituna verde, fruta madura y heno.
Y en boca se confirma esta fruta tropical. Perfil de vino mas sencillo que los anteriores, más juvenil, menos intenso en las sensaciones.
A pesar de la utilización de barricas de 500L esto no influye en la estructura de la acidez, cambio en la elección de  levaduras,  incremento en la producción por cepa??

El Quintà 2011
@@@@+
A partir de aquí toda la producción hace la crianza en barricas de 500L.
Añada cálida hasta octubre. De poco agua y seca.

En nariz es floral, tropicalidad, suave, lías sin afinar aún, herbáceo.
La entrada en boca es amplia, con volumen y glicérico.
Se aprecia una labor con lías, es interesante apreciar la evolución de este vino con el cambio de perfil.


Conclusión general:
1.Los vinos “Brisats”, que son las añadas 2001-2004, tienen más estructura y una mejor evolución. Son más cálidos por la sensación alcohólica con descriptores de anisados, con amplitud en boca y de recorrido medio.
2.Los vinos “no brisats”, (a partir de 2005), sus colores ya son menos mate y con reflejos verdosos; tienen otro tipo de evolución hacia los matices fosforal/medicamentoso.
3.En general todos mantienen una línea herbal constante.
4.Mi opinión particular se centra en la última añada (2011) en la que intuyo un aumento en la producción por cepa y pierden la singularidad en una elaboración que han mantenido durante años. 
5.Un privilegio haber formado parte de esta vertical y también una apuesta arriesgada con garantía de éxito.

Las notas de catas publicadas son un mix. de algunas de las notas tomadas por el cuadro de cata de Vinoscopio.com

Santiago Fernandez
JM. Gonzalvo
Oscar Bosquet
David González
Edu Venturi
Salva Clapé

Publicar un comentario en la entrada