12 de abril de 2012

La Música del vi 7º movimiento 2012



Un año más nos dimos cita en La Música del vi 2012, tras el concurso por parejas se iniciaba una semana frenética en torno a Alimentaria de la que por fin hemos podido recuperarnos después de la Semana Santa.

La cita comenzó con Marcel Deiss y su Schoenenbourg, Altenberg Grasberg y riesling Altenberg, donde encontramos finura y elegancia, con acideces bien envueltas y no excesivamente marcadas. 

De Kreydenweiss nos sorprendió el carácter y marcada personalidad en los riesling y Pinot Gris.

Disfrutamos de una boca maravillosa con los vinos de nivel tierra de Bolt Geyle, además con una buena relación calidad precio.


Allí estaba una vez más JJ Confuron con la añada 2009, rotundos en boca aún, pero que se transformaran en finura y elegancia. Nos gustó mucho el acabado de los vinos con el nivel de tostado de barricas.

Roberto Voerzio desde el Piamonte nos trajo sus Barolos y Barberas con la frescura de la añada 2006, con bajísimos rendimientos por cepa. La boca se su Barbera d’Alba nos pareció inigualable.

Tambien de Piamonte nos gusto Ceretto Az., catamos el Barbera 2010, Nebbiolo 2007 y Barolo 2006 de ínfima capa aunque pleno de estructura.

De Finca Sandoval, disfrutamos con Signo Garnacha y Signo Bobal, pero nos decepcionó  su TNS 2007 nos pareció flojo en boca aunque en anteriores añadas nos gustó mucho más.

Catamos Planetes 09 y 10 de Nit de Nin, interesantes.


De Clos D’Agon blanc  catamos 2009 y 2010, preferimos el primero y sus redondos tintos 2008.

Impresionantes Sotorrondero y el Reventón 2010 de Jiménez Landy y Las Umbrías de Comando G donde ya poco podemos decir, pero que cada día valoramos más la zona donde elaboran sus vinos gracias al trabajo de esta bodega que junto con alguna otra están tirando de la subzona de elaboración.

Una vez más pudimos disfrutar de Le Petite Siberie 2010 de CLos des Fees y su tempranillo Soiles.

Aún tenemos en mente el volumen y estructura del blanco de Emilio Rojo, al que le reprochamos de  forma canalla que no trajesen las conservas de sus vecinos con las que nos mimaron en 2010, y que maridan perfectamente con sus vinos.

Calvario 06, Aurus 07 en línea con añadas anteriores.

De Chateau Fuissé nos confundió un poco el alto contraste entre ácidez y su boca tan amable.

Rafael Palacios sigue mejorando su Louro y As Sortes como siempre impecable y rozando la perfección.

De Contador poco podemos decir puesto que las veces que les visitamos, nos repetían siempre “vuelva Uds. Más tarde”…

Fueron muchos los vinos que no tuvimos tiempo de catar, y nos habría gustado hacerlo como Carchelo, Capçanes, Palacios, D. Atatuta, Navazos,  Guitian, Lustau,  Manyetes, Nieport, Tenuta de Trinoro, V. Paganos y una larga lista.

Una vez más destacar la simpatía y buen hacer del equipo de Vila Vintieca, que hizó fluir con sencillez y efectividad un día del que seguiremos hablando hasta el 2014 que esperemos vuelva a repetirse si el país sigue en pie.
                                                                                                                           
 Santiago Fernández.



Publicar un comentario en la entrada