13 de diciembre de 2010

BREVE ENCUENTRO DE ENOCHALADOS EN CASTELLDEFELS

El pasado sábado y de un modo espontaneo a través de las redes sociales improvisamos un encuentro de enochalados en Castelldefels, Pep Torres ( Tanino Tanino), Oscar Gallifa ( Vadebacus) y un servidor para visitar a Victor Taltavull ( Armari d´Espècies).

No hay como catar en familia.  Pep Torres del mismo modo que un servidor comparte su pasión por la cultura del vino con su progenitor.
Sábado 11 a.m, Celler Valles Castelldefels
Listos y dispuestos para degustar champagne Ruinart pero antes una gratisima sorpresa y más para mi siendo vecino de Castelldefels, la ultima reforma del Celler Vallés me acerca de nuevo al celler, a la enoteca, a la tienda de vinos.

Oscar Gallifa  junto un espontaneo que nos acompañó en la cata de Pazo Señorans , minutos más tarde zarpó hacia Sitges donde le esperaba un Velero muy especial.
Victor Taltavull
No se si le sucederá a otros enochalados pero así me implico más en este mundillo me alejo más de la tienda y me acerco más al elaborador, al viticultor a la bodega, al distribuidor, importador.... cuando compramos buscamos precio, buscamos catar los vinos previamente y si bien para el aficionado hay pocas oportunidades, para aquellos que ya contamos algo en este mundillo podemos disfrutar semanalmente de diversas catas, presentaciones.... pero he aquí que el Celler Vallés, el celler de mi pueblo me engatuso de la manera más fácil y sencilla, poder catar tranquilamente a través de un dispensador automático vinos a la temperatura adecuada, con la información precisa.

Que catamos?
Creo que los allí presentes coincidimos en catar un Pazo Señorans Selección de Añada 2004, un buen trabajo de lías, buena estructura en boca pero reducido y poco expresivo, personalmente me dejo indiferente.

Champagne Ruinart, no fue el mejor día para que Victor, he dicho ya que a Victor lo podeis encontrar trabajando aquí durante las navidades; pudiera atendernos como a el le hubiese gustado pero un sabado mañana casí en visperas de fiestas,.... imaginaros como estaba la tienda. Lo dicho, champagne Ruinart, temperatura algo alta y pese a las contingencias el champagne salio airoso, buena acidez, lías, bolleria, tostados, mineralidad..... si bien quizás precio por precio me jugaría los doblones en otros champagnes de elaboradores más pequeños la opción Rainart es altamente gratificante.

fin

Cuando queráis repetimos.
Publicar un comentario en la entrada